Todo lo que debes saber sobre el mantenimiento de páginas web

Todo lo que debes saber sobre el mantenimiento de páginas web

En la actualidad, los negocios que le permiten a sus clientes encontrarlos y poder contactarlos rápidamente, son aquellos que sobreviven en un mercado tan competitivo. Mientras que, las páginas web y las redes sociales son fundamentales para lograr mantener esa cercanía y para poder explicar detalladamente cuales son los productos y servicios que la empresa puede ofrecer.

Teniendo esto en mente, es una necesidad entender que no sólo basta con que la página web y las redes sociales existan, sino que estas deben trabajarse y cuidarse, pues es la única manera de que el cliente pueda acceder a la información que necesita.

En cuestión de mantenimiento y de facilidad para eliminar o subir información las redes sociales son mucho más sencillas, pues las labores de programación y corrección de errores no dependen de las empresas usuarias, sino de la propia empresa macro que se encargan de resolver todo lo que significa el cuidado de lo que el usuario no puede ver.

Cuando se habla de las páginas webs de pequeñas, medianas o grandes empresas, estas son responsables de mantener el contenido actualizado, así como del mantenimiento interno de la misma. Veámoslo así, cuando se tiene un coche, el propietario tiene la responsabilidad de limpiar y cuidar el vehículo, pero quien se encarga del mantenimiento interno y preventivo no es él, sino el equipo de mecánicos de su taller de confianza.

Lo mismo ocurre con las páginas webs, estas requieren de especialistas para que lo que no ve el usuario esté funcionando de la forma correcta, lo que garantizará una navegación sencilla, cómoda y agradable. Por ello, nuestros aliados de Deindo Ideas nos comparten por qué es tan importante el mantenimiento de las páginas web.

¿Qué es el mantenimiento de las páginas web?

Algo que el cliente valora mucho es que las páginas web tengan un contenido actualizado y que se pueda visualizar fácilmente, ya que si es la navegación es complicada se pierde el interés rápidamente. Es por ello que el mantenimiento web está orientado a asegurar que la página web ofrece una imagen totalmente profesional de la empresa: sin errores, optimizada y actualizada no solo en el contenido, sino en las otras maneras de contactar con ella y con las nuevas ofertas de productos y servicios.

Las tareas de mantenimiento web más comunes son:

  • Corregir errores y fallos que puedan aparecer en la web o servidor de alojamiento.
  • Añadir contenidos en la página web y el Blog, así como crear nuevas secciones web.
  • Hacer cambios de diseño web, modernizarlo y hacerlo compatible con los nuevos navegadores web y dispositivos.
  • Optimizar la página web para la seguridad y la rápida velocidad.

Resumidamente, el mantenimiento de la página web está enfocado en exprimir todo el potencial que tiene la web y el negocio en Internet, logrando que el cliente se sienta cómodo en él y que consiga todo lo que necesita con un par de clicks.

¿Qué tareas cumple el especialista en mantenimiento de páginas web?

Si seguimos usando el ejemplo del coche, en caso de alguna falla, lo ideal es dejarlo en manos de un especialista que pueda resolver el problema de la manera adecuada, pues de lo contrario nuestra vida corre peligro con un coche en malas condiciones. Al extrapolar esto al mundo de las páginas web de negocios, si bien nuestra vida no está en riesgo, nuestra empresa si.

Confiar el mantenimiento de las páginas web a especialistas es fundamental pues mucho del trabajo que se hace y debe hacerse para que esta funcione correctamente, requiere de un conocimiento específico que no todos tenemos y que intentando hacerlo sin ayuda de quienes saben, podemos cometer errores que a largo plazo seránuna fuente de problemas y gastos para poder corregirlos.

Un buen servicio de mantenimiento de páginas web debe ofrecer lo siguiente:

  • Monitorización constante: Hay herramientas que permiten detectar caídas de la página web, si dejan de funcionar, por un problema en la página o el servidor. Lo importante es detectar dichas caídas y que no te enteres por cuenta de algún cliente.
  • Seguridad: Las páginas de hoy día son atacadas constantemente por hackers y robots, por lo que el servicio de seguridad debe ser efectuado por especialistas y debe incluir una monitorización periódica que pueda avisar si aparece una nueva vulnerabilidad; y en caso de hackeo, intrusión, malware o virus hay que proceder a desinfectar.
  • Optimización del servidor y la página: Ambos elementos son fundamentales para que tu web cargue rápido, sin demoras, así se evita que los visitantes abandonen la página y se pierda un potencial cliente.
  • Actualización de contenidos:  Mantener actualizado el contenido de la página, ya sean textos, fotos, elementos de diseño web, añadir nuevas funciones, cambiar precios de productos en tiendas online, nuevas ofertas de servicios, etc.
  • Copias de seguridad: Se deben realizar copias de seguridad, mínimo diarias y almacenarlas en un servidor externo durante al menos 7 días.
  • Mejoras SEO de posicionamiento en buscadores: Esta tarea consiste en optimizar etiquetas, contenidos, imágenes, detectar enlaces rotos, etc. Esta tarea es muy técnica, por lo que se necesita un especialista en SEO para realizarla
  • Actualizaciones de software: Cuando se quiere actualizar el software muchas personas cometen el error de querer hacerlo por sí mismos sin tener mucha idea de qué debe hacerse y como, para evitar problemas. Lo ideal es contar con un especialista que se encargue de realizar las actualizaciones y que se asegure de dejarlo todo mejor que como lo encontró.
  • Informes mensuales: Es muy recomendable que el especialista en cuestión emita algún tipo de informe periódico indicando las actuaciones de mantenimiento realizadas en la página web.

Otro punto importante es que la empresa que se encargue del mantenimiento de la página web, cuente con un servicio de soporte personalizado y telefónico, de esta manera será sencillo para los responsables del negocio comunicar los problemas que está presentando la página, y de igual manera, será más cómodo para los especialistas comunicarse sin tantos tecnicismos que puedan confundir a los propietarios de la página.

¿Cada cuánto debe hacerse mantenimiento de una página web?

Mantener la comparación con un coche es una buena manera de entender los tiempos en los que debe hacerse mantenimiento a una página web, pues hay cosas que el propietario debe hacer semanalmente como vigilar los niveles de agua y aceites, y otras que llevan un poco más de tiempo como los cambios de filtros.

Teniendo esto en cuenta, es importante que una página web de una empresa tenga un mantenimiento frecuente. A continuación, compartiremos con ustedes las tareas que debe hacer el especialista cada cierto tiempo:

Mantenimiento semanal

  • Actualizar software y complementos.
  • Revisar los enlaces de toda la web en búsqueda de enlaces rotos.
  • Agregar contenidos nuevos en el blog (en caso de tenerlo): artículos web, noticias de tu sector, tutoriales y demás de utilidad para el lector.
  • Comprobar que cada página carga bien.
  • Comprobar la velocidad de carga de la web.
  • Realizar una copia de seguridad de todo el sitio web.

Mantenimiento mensual.

  • Verifica si hay actualizaciones de CMS
  • Revisar atentamente el contenido del blog y de las secciones en busca de algún dato que deba actualizarse.
  • Asegurarse de que los escaneos de seguridad funcionan a la perfección.
  • Revisar las métricas de su sitio web con las del mes anterior y tratar de comprender porque han subido o bajado.

Mantenimiento trimestral

  • Probar formularios, llamadas a la acción, y herramientas de su sitio web.
  • Revisar los textos, el diseño y la estructura de las secciones de tu sitio web y reconsidera si hay algo que se deba modificar.
  • Revisar la estrategia SEO y de marketing, y notificar si hay algo que deba añadirse, cambiarse o eliminarse. 
  • Probar el sitio web en distintos dispositivos y navegadores para asegurarse de su correcto funcionamiento.

Mantenimiento anual

  • Cambiar el diseño del sitio web ( se recomienda hacerlo cada dos años, pero si planifican los cambios a una mejor versión antes, no dudes en hacerlo).
  • Estudiar eliminar algunas secciones, plugins, herramientas y elementos de la web que no sean necesarios.
  • Renovar el dominio del sitio web.
  • Se debe considerar -en caso de ser necesario-, aumentar la capacidad de los servidores donde está alojada la web.

Como ya hemos mencionado antes, realizar un mantenimiento frecuente en la página web de cualquier negocio le garantiza tanto a sus clientes como a sus aliados comerciales que la información que se maneja es actualizada, lo que hace sentir a los usuarios que la empresa se preocupa por la clientela tanto como por sus formas de mantener el contacto.

Entendiendo esto, es fundamental que se tomen en cuenta los reglamentos locales en relación a las páginas webs para evitar sanciones legales. Es por ello que idealmente, estas deben contar con profesionales detrás de manera que no solo se proteja la empresa, sino a sus clientes, siguiendo siempre las normativas vigentes.

El mantenimiento es una parte muy importante de la manera como una empresa se comunica con sus clientes y aliados comerciales, pues ella es la primera impresión en la mayoría de los casos, y debe ser mimada constantemente, de forma que siempre se tenga una buena experiencia al llegar a ella.