La industria 4.0, la nueva revolución industrial que está cambiando nuestras vidas

La industria 4.0, la nueva revolución industrial que está cambiando nuestras vidas

Desde el Big Bang lleva la humanidad avanzando en el planeta Tierra y es que tan solo hace falta echar la vista atrás para comprobar que cada paso evolutivo vino acompañado de una generación. Desde los primeros seres de la familia Homo y hasta la actualidad hemos puesto un gran desempeño en seguir avanzando y es que gracias a nuestros antepasados tenemos muchos inventos como la rueda o la penicilina, pero otros tantos pertenecen a nuestra época, como internet o la vacuna contra el coronavirus. Como veis, cada generación ha hecho lo posible por dejarle un mundo mejor a los siguientes habitantes y es por ello por lo que hoy os queremos hablar de una nueva revolución que llegará para quedarse y con la que nuestros descendientes se sentirán orgullosos de sus antepasados, puesto que le habrán puesto la primera piedra hacia un mundo mucho más eficiente y práctico, en el que, una vez más, la revolución industrial supone un gran avance. Así, sin más dilación comenzamos a hablar en este post de la industria 4.0, la nueva revolución industrial que está cambiando nuestras vidas.

La Industria 4.0 es el conjunto de técnicas que automatizan la producción aportando una información en tiempo real a los gerentes de las empresas para que puedan tomar decisiones, interconectando las distintas secciones. En consecuencia, se trata de una vuelta de tuerca a la utilización de nuevas tecnologías porque el principal aspecto común es la digitalización de la industria, en el que se consiguen unir la parte virtual y la real para mejorar los rendimientos y los procesos de producción.

Y es que esta nueva forma de concebir la industria cuenta con características novedosas, respecto a lo que teníamos hasta ahora. Así, la idea es que las industrias 4.0 sean el exponente de una nueva revolución industrial, la cual llegue al conjunto de la población y aumente la productividad, beneficiando a todos, desde los empresarios a los consumidores, pasando por los trabajadores. Si al principio fue la máquina de vapor, en segundo lugar, la electricidad y a finales del siglo XX la informática, hoy se da una importancia capital al desarrollo de internet como nexo. De hecho, de esta nueva revolución se pueden resumir, entre otros, los siguientes aspectos fundamentales:

  • Se incorporan nuevas tecnologías, dando especial importancia al Big Data porque es fundamental poder analizar en tiempo real toda la información y así tomar decisiones. La gerencia ha de contar con buena información para no perder dinero y el análisis de datos se convierte en un aspecto capital.
  • La automatización de las industrias se intensifica, optimizando el uso de los recursos e interconectando robots con un software central que procesa la información. Si en el pasado ese aspecto era común, hoy aún lo será mucho más, con la diferencia de que la maquinaria se adaptará a ciclos en tiempo real que se pueden modificar.
  • Las industrias 4.0 se pueden implementar en varios ambientes de la empresa, no solo en la producción, sino también en cada trabajador como individuo, en la empresa o en el conjunto de la organización. Por lo tanto, va más allá de lo que se podía esperar de una cadena de producción al uso y permite que el cliente pueda empoderarse y solicitar el tipo de producto que le guste, por ejemplo. En este sentido se abre un mundo de posibilidades para la mejora de los procesos. Así, una de las empresas que más están apostando por estas novedades es Tecoi, la cual cuenta con maquinaria de última tecnología que permite que el cliente pueda tener el producto exacto que necesita, sin tener que acudir a medidas estándar. Una posibilidad que se debe a las máquinas de corte por láser, las cuales posibilitan llevar a cabo este tipo de trabajos de precisión.
  • Se incorporan TIC´s inteligentes, de manera que la robótica automatizada que analiza datos para funcionar en el momento ya es una realidad. Hasta ahora se utiliza en industrias de última generación, como la automovilística, pero es de esperar que este tipo de tecnologías se generalicen en los últimos años. La idea es que cualquier gerente pueda, además, dar órdenes a ese robot desde un terminal de teléfono móvil.

Las ventajas de la industria 4.0

La principal ventaja de implementar este nuevo sistema industrial está en que la empresa va a conseguir producir más a unos costes menores y optimizando en cada momento según la disponibilidad de recursos. Este aspecto es importante porque así se pueden mejorar los resultados a medio plazo y se evitan situaciones funestas como la rotura de stocks.