El software y su importancia en la empresa

El software y su importancia en la empresa

El software es imprescindible para cualquier sistema informático o basado en informática, puesto que sin él, este no funcionaría. Es el software quien dá las órdenes, quien indica que debe hacer cada máquina con sus elementos, cuando y como. Un ordenador sin software sería simplemente un conjunto de chips, cables, periféricos e interruptores totalmente inerte y sin función alguna.

Es el software quien ordena todo ese material, lo reconoce, le asigna una función según sus características, y permite que funcione todo en su conjunto. Sin software los ordenadores o herramientas tecnológicos serían únicamente piezas de ingeniería sin una función concreta a la que no podemos darle más utilidad que la de fardar de aparatos.

Un ejemplo de software es el sistema operativo en si mismo, Windows, iOS, Linux, macOS o Android entre muchos otros. Este tipo de sistemas operativos es lo que da vida a los ordenadores y smartphones, cada uno tiene unas características y funciones diferentes, aunque todos tienen más o menos las mismas utilidades distribuidas de diferente manera.

Cada software tiene unas características diferentes, principalmente basadas en la interfaz. Si ponemos lado a lado los dos tipos de software más utilizados habitualmente como son Windows y MacOS nos daremos cuenta que hacen totalmente lo mismo. Acciones como navegar por internet, escribir mails, editar fotos y demás son posibles de realizar en ambos sistemas operativos.

Pero que se puedan realizar las mismas tareas en un sistema operativo y otro no quiere decir que funcionen de la misma manera. Cada software tiene unas características entre las que destacan la optimización, velocidad de análisis de datos y como no puede ser de otra manera la compatibilidad con software de terceros.

Cuando se sacó a la luz el primer iPhone los analistas se dieron cuenta del poder que tenía a la hora de desarrollar aplicaciones de terceros. Pero no podían hacerlo porque en este primer dispositivo primaba la idea de Steve Jobs de hacer un dispositivo totalmente cerrado en el que la experiencia de uso estuviese controlada.

Actualmente las tiendas de aplicaciones, tanto en móviles (App Store y Play Store) como en ordenadores, están plagadas de software desarrollado por empresas independientes que ofrecen un plus a la experiencia de uso que ofrece el software original. Esto abre la puerta a diseñar software especializado en el que se realicen ciertas funciones que de otra manera no se podrían realizar.

Cuando el software se personaliza se potencian los resultados

El tipo de software en el que nos vamos a centrar hoy es en el software especializado que utilizan las empresas. Todos los ordenadores suelen disponer de aplicaciones ofimáticas propias, como hojas de Excel, bases de datos o editores de texto, que permiten ser más productivo en la empresa, ya sea llevando una contabilidad al día o permitiendo una comunicación fluida a través de email.

Las plantillas juegan un papel fundamental, ya que permiten crear desde cero potentes herramientas informáticas capaces de crear un libro mayor y menor con solo dar un clic, o enviar un mail masivo a una lista de clientes con las últimas novedades en la empresa. Pero la productividad se puede llevar un paso más allá.

Entonces nos encontramos con que existe un software especializado para determinados sectores, en los que es posible llevar a cabo tareas complejas como la llevanza de la contabilidad, la realización de facturas o el seguimiento de un cliente, con solo añadir unos ciertos parámetros al software.

Este tipo de programas llevan utilizándose desde hace años, y de esta manera surgen cada día nuevos programas con nuevas características, o modificaciones de los ya existentes. La actualización de los mismos es más que necesaria por el simple hecho de que la tecnología y sus avances permiten ser más eficaces y productivos.

La nube ha tomado un lugar muy destacado entre los distintos programas de gestión especializados por sectores, ya que permiten acceder a la información de los clientes y trabajar desde un lugar alejado al dispositivo dónde está instalado el programa de gestión de uso profesional.

Para acabar pongamos un ejemplo de programa de gestión, Reasoning Physisos, un programa desarrollado por especialistas en fisioterapia manual que permite controlar y gestionar de manera eficiente las clínicas de fisioterapia, recogiendo además toda la información de los pacientes, mejorando el razonamiento clínico.