Convence a tu clientela realizando un buen packaging de tu producto

Convence a tu clientela realizando un buen packaging de tu producto

Algo que debe saber todo negocio de informática o de cualquier otro tipo, es que el disponer de un buen diseño de packaging es cada vez más importante. En este sentido, puede ser de gra ayuda para vender toda clase de producto. Estamos ante un vínculo directo entre la empresa y los consumidores, por lo que la buena imagen del mismo va a depender si se va a quedar con el producto o con el que tiene la competencia.

Los envases de todo producto si hablamos de la publicidad o del marketing es el momento más próximo entre la marca y la clientela. Estamos ante un mercado que es de lo más competitivo, donde la marca debe tener que competir contra otras que van a ofertar lo mismo que la nuestra y donde elementos como el peso, el tamaño, la forma o los colores son algunos de los factores que van a determinar que una marca pueda llegar a tener un éxito mayor que otras.

Hay bastantes empresas que no conocen esta clase de factores que influyen directamente a la hora de vender los productos. Por este motivo os vamos a dejar con unas ideas que pueden ser interesantes a la hora del diseño de un envase de éxito para los productos.

Estudio del mercado

El estudio de la competencia supone un análisis del público. Por este motivo, hay que ver lo que está más de moda entre los usuarios, no solo en nuestro país también fuera del mismo. Conforme tengamos más información sobre lo que van a necesitar los clientes y cómo podemos acercanos a ello, más efectividad tendrán los envases.

Estudia a tu competencia, analiza tu público. Mira a ver que está más de moda entre los consumidores tanto en nuestro país como fuera de él. Cuanta más información tengas sobre qué necesitan exactamente tus clientes y cómo acercarse a ellos del mejor modo más efectivo serán tus envases.

Debe ser claro y sencillo

No hay que complicarse mucho. Si se sobrecargan más los packagings con elementos que no se necesiten, lo que ocurrirá es que van a funcionar peor. Si que parece evidente que el envase tendrá que ser el reflejo del diseño y de la creatividad de cara a que se llame la atención lo máximo que se pueda, con el respeto a la sencillez y a la claridad necesaria. Como se suele decir, lo bueno si es breve, mejor.

Uso de las nuevas tecnologías

La realidad aumentada en los envases, etiquetas que nos indicas si un producto es bueno para ser consumido, los famosos códigos QR, etc.

Hay que ser consciente de que las nuevas tecnologías nos proporcionan toda clase de posibilidades. Una buena parte de ellas las desconocemos en muchas empresas, pero siempre es importante familiarizarse con ellas para usarlas en los envases. Los usuarios van a estar cada vez más familiarizados con las nuevas tecnologías y esto se debe ver en los packagings.

Un packaging que se adapta a la imagen de la marca

Aunque es algo que parece evidente, toda el packaging tiene que estar en consonancia con la línea de productos, siempre respetando elementos como los colores o la imagen corporativa.

El packaging debe aportar más a los consumidores

Algunos detalles a nivel gráfico, sistemas de cierre útiles, envases anti-roturas, etc. Siempre hay que tener algún valor añadido que puede ser la clave de la compra que se realice.

Cuando el producto es atractivo, debe verse

Si el producto es atractivo en lo visual, siempre va a ser bueno que pueda verse mejor. Por este motivo puede merecer la pena que tenga alguna ventana o sea transparente para que el consumidor pueda verlo. De esta forma el cliente va a confiar más en el producto que compre.

El tamaño y los colores adecuados

No vale de nada que se envuelva el producto en una caja grande cuando los productos no lo son, por mucho que tengamos la intención de llamar la atención.

El envase , como dicen los especialistas en empaquetado de Empacke, adquiere gran importancia, pero lo más importante es el producto que se vende. Los colores son fundamentales cuando se quiere llamar la atención de los consumidores. Deberán ir en la misma línea de la imagen corporativa, por lo que cada color genera un tipo de sensación diferente en las personas que lo compran.

Ahora ya sabes todo lo que debe tener un buen packaging para ser atractivo para los clientes, ¿no? Utilizarlo bien puede ser todo un éxito que termine provocando un aumento de ventas bastante importante, algo que siempre es bastante conveniente.