Cada día los coches tienen más tecnología incorporada que permiten a los conductores dedicar más tiempo a lo que realmente importa: conducir. Poco a poco los coches van incorporando tecnologías más inteligentes que les permiten encender y apagar las luces automáticamente, hacer funcionar el limpiaparabrisas cuando sea necesario, realizar aparcamientos y un largo etcétera que, con toda seguridad, irá incrementándose con el tiempo.
Comparte en Twitter

Compartir