Hoy en día prácticamente cualquier empresa tiene una página web corporativa que aporta visibilidad a la marca. Y eso como mínimo, porque a veces lo que resulta más interesante es tener, directamente, una tienda online a través de la cual vender tus productos o servicios en cualquier rincón del planeta. Debido a ello, y a la gran competencia que hay ahora mismo en las redes, han ido apareciendo miles de empresas que se encargan de posicionar la web en los mejores buscadores online con el fin de hacer que los usuarios localicen una página web antes que otra y, por lo tanto, aumente sus posibilidades de venta.  Ahora bien ¿es eso todo lo que importa?
Comparte en Twitter

Compartir