8 consejos para utilizar el ordenador sin dolores de espalda o vista 

8 consejos para utilizar el ordenador sin dolores de espalda o vista 

Los ordenadores, ya sean portátiles o de sobremesa, son un aparato tecnológico que forma parte de nuestro día a día. Los usamos en el trabajo, pero también en casa para buscar información, ver películas o para jugar a videojuegos. En definitiva, pasamos muchas horas al día delante del ordenador. 

Y en este artículo vamos a descubrir 8 consejos para utilizar el ordenador sin tener dolores de espalda, de cuello o de vista, ya que son bastante comunes. 

· Mantener una buena postura durante su uso 

Mantener una buena postura durante el uso del ordenador es fundamental para no tener dolores de espalda o de cuello. 

La espalda debe estar recta, acomodada a la silla y respetando las curvas naturales. También se deben apoyar los pies en el suelo, ya que por ejemplo al cruzar las piernas se tiende a ladear la espalda. 

· El ordenador debe estar situado a la altura correcta 

Además de la buena postura si no quieres tener dolores de espalda o de cuello por utilizar el ordenador es fundamental que el aparato esté situado a la altura correcta. Así el ordenador se debe situar justo en el nivel de los ojos. Para ayudarte puedes guiarte del borde superior del monitor y comprobar que éste se sitúe ligeramente por debajo de los ojos. 

La pantalla no debe estar muy alta porque entonces se tendería a inclinar la cabeza hacia atrás, desplazando el centro de gravedad y obligaría a la musculatura cervical a trabajar en exceso. Pero tampoco es conveniente que la pantalla del ordenador esté baja porque entonces el cuello se flexionaría cargando esta zona. 

Si ves que tu ordenador no está a la altura correcta puedes utilizar elementos para colocarlo un poco elevado como carpetas o cajas. 

· La distancia también es importante 

Como hemos dicho en el anterior punto la altura del ordenador es importante, pero también hay que destacar la distancia. Según los expertos la distancia óptima de la pantalla es de 50 o 60 centímetros. Por supuesto, en términos generales porque también hay que tener en cuenta el tamaño del monitor. Aunque en ningún caso hay que acercarse demasiado al monitor. 

· Cojines y apoyabrazos para disminuir la tensión 

Durante el trabajo se acumula mucha tensión, para liberar la tensión acumulada en la espalda y el cuello puedes utilizar cojines o apoyabrazos. Éstos te ayudarán a tener la mejor postura pero también a estar cómodo frente al ordenador y descargar la tensión acumulada en brazos y hombros. 

· Ajusta el brillo para no dañar la vista 

Las molestias visuales son muy comunes por el uso de pantallas. Tanto que según un estudio realizado por el Colegio Oficial de Ópticos de Cataluña publicado en un artículo de La Vanguardia (que puedes leer haciendo click aquí) entre el 50% y el 90% de las personas que pasan más de dos horas delante de una pantalla tienen molestias visuales. Estas molestias se presentan de diferentes maneras como vista cansada, picos de ojos, sequedad, que los ojos se pongan rojos, ver borroso o doble o que incluso lloren. 

Y una manera de dañar menos la vista al utilizar el ordenador es ajustar el brillo de la pantalla. Para encontrar el punto de brillo adecuado puedes ir a los ajustes de tu ordenador e ir bajando el brillo hasta que encuentres un punto en el que veas bien pero que no emita demasiada luz ni fuerces la vista. También puedes cambiar el contraste para poder ver bien sin demasiado brillo. 

Otro truco es cambiar el tamaño de las pestañas del ordenador. Por ejemplo, si estás en Internet y tienes dificultad para leer porque la letra es demasiado pequeña utiliza el comando Control + para agrandar la pestaña. 

· Descansa de vez en cuando la vista 

Si pasas muchas horas frente a la pantalla del ordenador es importante de vez en cuando descansar la vista. Según los expertos se deben hacer pausas de al menos 5 minutos cada hora. Si estás en el trabajo puedes aprovechar estos 5 minutos de descanso del ordenador para leer documentos en papel, realizar notas importantes o acudir al baño. 

Aunque si ves que no es suficiente con descansar la vista de vez en cuando y que se te resecan mucho los ojos por el ordenador deberías utilizar lágrimas artificiales, son mano de santo. 

· Es importante disponer de un buen entorno y ambiente de trabajo

Para evitar que la vista haga esfuerzos excesivos es importante disponer de un buen entorno de trabajo. “En las oficinas es muy importante que haya luminosidad, importante para tareas cotidianas como lectura de documentos o uso de ordenadores. Si no se dispone de buena luz natural entonces hay que optar por poner buenos puntos de luz para garantizar que la luz sea óptima para el trabajo”, explican desde la empresa Delbin Ingenieria, que entre sus servicios ofrecen diseño de oficinas. 

· Tras su uso realiza estiramientos de espalda y de cuello 

Por último, después de pasar varias horas delante del ordenador es importante realizar estiramientos de espalda y de cuello. También puedes aprovechar para hacerlos durante el uso de la pantalla. ¿Y cuáles son los estiramientos básicos? 

Antes de nada tendrás que soltar los músculos. Tras ello puedes comenzar estirando tu espalda al máximo y levantando los brazos hacia arriba. Para liberar las cervicales puedes girar tu cuello. También rotar los hombros es una medida para descargar la espalda. Estos estiramientos como mínimo para hacer durante una jornada laboral en la que se pasen varias horas frente a la pantalla. 

En definitiva, estos son los 8 consejos básicos que debes seguir en tu día a día para evitar los dolores de espalda y cuello durante el uso del ordenador, ya sea por ocio o por trabajo. No te olvides tampoco de cuidar tu vista, ya que se daña bastante con el uso de pantallas por lo que intenta regular el brillo, descansar la vista de vez en cuando y si es necesario utiliza lágrimas artificiales.