Tiendas virtuales, ir de compras nunca ha sido tan fácil

Tiendas virtuales, ir de compras nunca ha sido tan fácil

Según los datos, desde el año 2014 el sistema de venta online no ha parado de crecer, y se espera que en los próximos años, esta nueva manera de comprar, se imponga entre los consumidores y consumidoras. Dentro del sector del turismo, de los libros, de los videojuegos,  de la moda, la cosmética o la salud, las tiendas online son una tendencia en auge que se extiende progresivamente a otros sectores.

El mundo de la moda ha vivido su propia revolución desde la introducción de la tienda virtual, de hecho, el pasado año 2016 ha sido especialmente favorable para el mundo de la moda online. Comprar nunca había sido tan sencillo y cómodo como ahora, sin salir de casa, en cualquier momento, a cualquier hora, todos los días del año y con total garantía de entrega y devolución.

Vender por internet es cada una práctica más común en empresas de todo tipo y  marca la diferencia a la hora de generar ingresos. La tienda online permite al comerciante ofrecer sus servicios en cualquier parte del mundo y acceder a un público infinitamente más amplio que con la simple tienda tradicional.

Cada día son más los usuarios que utilizan internet para hacer sus compras, y si eres empresario y todavía no la tienes te recomiendo que abras una. Seguir perdiendo ventas no tiene razón de ser. Y en este sentido E-Ingenia, ofrece servicios avanzados en la gestión y modernización de procesos en empresas: consultoría informática y mantenimiento informático, soluciones de desarrollo web, marketing online y posicionamiento web, soluciones de desarrollo de software a medida y soporte técnico. Aquí desarrollarán la plataforma que necesitas para la gestión de tus productos y tus ventas online de la manera más sencilla, eficaz y económica. Los beneficios no tardarán en llegar y te preguntarás por qué no lo has hecho antes.

Ventajas de vender por internet

Tener una tienda virtual aporta valor a tu negocio y aumenta el número de ventas, generando así importantes beneficios económicos. No hay razón para no tener una y sin embargo existen varias razones por las que abrir una tienda online supone una enorme ventaja frente a los comercios que no lo han hecho.

En primer lugar una tienda online evita la tienda física, con todo lo que ello implica: gastos de alquiler, de servicios, de seguros, licencias, personal, salarios, obras… Aunque lo más habitual es encontrarlas como complemento a la tienda tradicional, lo que favorece enormemente el aumento de las ventas.

Una tienda online está abierta 24  horas al día los 365 días del año, por lo que las ventas se pueden realizar en cualquier momento, da igual el lugar y la hora, con un solo click ya tenemos nuestro producto.

La tienda virtual no requiere tanto stock como la tienda física, ya que actualmente existen distribuidores que en menos de 24 horas llevan cualquier envío a su destino, y de esta forma no tendremos que adelantar el dinero hasta que el cliente haya pagado. Esto supone una ventaja muy grande para los nuevos y nuevas empresarios, que de esta forma no tendrán que hacer una inversión tan grande.

La tienda online permite llegar a un público mucho más amplio, traspasar fronteras y multiplicar el número de ventas.

Mejora la gestión del producto, las entradas, salidas y el tiempo de reposición de los mismos, y consigue una mayor información sobre los productos que no ofrecen salida para, en su caso, retirarlos.

Permite un mayor acercamiento al cliente, a sus gustos, necesidades y hábitos de compra.

Ayuda a la promoción, ya que una tienda online constituye publicitarte constantemente en internet. También es un catálogo permanente en la que se exponen todos los productos ofertados, sus precios y diferentes ofertas y promociones.

Cuentas con un servicio de soporte técnico para solucionar cualquier posible incidencia.

Pero contar únicamente con una tienda virtual y no disponer de un espacio físico también conlleva una serie de desventajas. Un stock insuficiente, la mala gestión de la web o la imposibilidad de competir en precio con tiendas online que ofrecen el mismo producto o servicio, son los principales obstáculos para alcanzar el éxito empresarial online.