Quejas increíbles al trabajar frente al ordenador

Quejas increíbles al trabajar frente al ordenador

Estoy hasta las narices de escuchar a personas que se quejan por trabajar en oficinas donde permanecen sentados la mayor parte del tiempo. ¿Acaso saben ellos qué es estar poniendo cemento en la obra o arreglando carreteras bajo un sol de cuarenta grados en pleno agosto? Obviamente no, pero ellos se quejan. No sé… pueden hacerlo obviamente, pero cuando pienso en la suerte que tenemos nosotros en comparación con la que ha tenido mi padre alucino pepinillos.

El hombre se levantaba a las 05:30 de la mañana, todos los días, de lunes a viernes sin descanso, porque entraba a trabajar a las 6 de la mañana y luego se tiraba siete horas arreglando miles de cosas en una fábrica porque pertenecía al equipo de mantenimiento de una multinacional. Si tenía que subirse a 15 metros de altura para arreglar unos focos de luz lo hacía, si tenía que tirarse al suelo y meterse por recovecos pequeños para arreglar una máquina rota lo hacía, y si tenía que pasar de rodillas media mañana, lo hacía también. ¿Y nosotros nos quejamos por trabajar sentados delante de un ordenador? Si te duele la espalda puedes intentar poner remedio, no siempre funciona lógicamente, pero es que hay personas que no adoptan posturas adecuadas para trabajar frente a un teclado y luego se quejan con la boca bien abierta.

Yo he llegado a ver a gente trabajando delante de un ordenador sentada sobre sus propias piernas dobladas, otros se niegan a apoyar la espalda en la silla y otros, por ahorrar, trabajan en mesas que no son las adecuadas así que… ¡qué vayan a quejarse a su casa porque yo no los aguanto!

Como todos sabéis adoro las nuevas tecnologías y, por eso, además de en la oficina paso muchas horas delante del ordenador y sé de lo que hablo. Os puedo asegurar que si no estáis sentados adecuadamente acabaréis con problemas de espalda, de cuello, e incluso de rodillas, pero eso no es culpa del trabajo en sí, sino vuestra. Así de simple.

Si queréis tener unas buenas mesas de despacho podéis comprar muebles de oficina online aquí, que es una tienda de muebles de gran calidad llamada Dismobel. Allí encontraréis escritorios pensados por y para trabajar horas denlante de un ordenador, sillas adaptables y mucho más. Lo que no podéis hacer es quejaros y seguir trabajando en una mesa de mala calidad o en una silla que no es ergonómica. Hay que poner remedio, no quejarnos y quedarnos de brazos cruzados.

Recomendaciones para los usuarios de PC

  • Apoya los pies firme y cómodamente en el suelo cuando estas sentado. Si no llegas al suelo busca una silla ajustable que puedas adaptar a tu altura y una mesa de trabajo cómoda.
  • Deja suficiente espacio para las piernas. No llenes los bajos de la mesa de cajoneras y cosas que te ajusten demasiado el hueco para meter las piernas, necesitas poder moverlas de vez en cuando.
  • Utiliza la silla para apoyar totalmente el cuerpo. No apoyes sólo los riñones y te vayas hacia adelante como hace mucha gente para llegar bien al teclado o estar cerca de la pantalla. El respaldo ha de ser adecuado.
  • Al utilizar el teclado o el ratón, mantenga las manos, las muñecas y los antebrazos en una posición neutra y cómoda, paralela al plano de la mesa.
  • Al escribir no inmovilice ni apoye las muñeras en la superficie de trabajo, en sus rodillas o en un descanso para las palmas de la mano. Si apoya las palmas de la mano mientras escribe, puede dañarse, ya que se verá obligado a doblar mucho las muñecas y los dedos, y restringirá su movimiento. Además, puede ejercer presión en la parte inferior de las muñecas.
  • Y, sobre todo, levántate cada hora u hora uy media a estirarte un poco, aunque sólo sea un par de minutos.