La Revolución del comercio online

La Revolución del comercio online

Las tiendas online comienzan su andadura allá por las primeras décadas de 1970 y desde entonces han experimentado una auténtica revolución, hasta el punto, que hoy, la mayoría de las empresas cuentan con la suya propia.

La venta online suponía una serie de ventajas y el resultado fue mayor del que se esperaba, experimentando, las empresas que usaban este sistema, un enorme empuje.

Ya en los 80 aparecen las primeras ventas por catálogo, que se realizaban vía telefónica y los pagos se hacían con tarjeta de crédito.

Cuando por fin, en 1989 aparecen las primeras páginas web, se abre un nuevo mundo para el comercio, aunque no fue hasta mediados de los 90 cuando aparecen las primeras tiendas online, destacando Amazon y eBay. Esto fue solo el principio y para el año 2000 ya habría estallado la revolución online, que ha mantenido un crecimiento imparable hasta hoy.

Según los datos oficiales la facturación anual de las tiendas online en nuestro país, alcanza los 5000 millones de euros, de los cuales, mas de 800 millones corresponderían a Amazon.es, que encabeza la lista de facturación anual, seguida de El Corte Inglés con 650 millones de euros y Zara con 370, aproximadamente.

En la actualidad todo se puede comprar online, cualquier tipo de producto o servicio, de manera rápida, sencilla y cómoda, sin moverse de casa y con total de seguridad. Además, la mayoría ofrecen importantes ofertas y descuentos, ya que la tienda online, a diferencia de la física, no supone gastos de alquiler, personal o suministros, lo que permite abaratar los costes, como es el caso, por ejemplo de Ferretería Maor,  una de las ferreterías industriales online más baratas de España,  que pone a disposición de empresas y particulares multitud de productos de ferretería industrial y profesional de primera calidad a precios muy ajustados. Entre sus diferentes secciones de herramientas, almacenaje, cerrajería, maquinaría, limpieza y mucho más, disponen de una gran selección de artículos de ferretería de las principales marcas. Además cuentan con grandes ofertas y descuentos todos los meses, e incluso ofrecen la posibilidad de alquilar las herramientas y maquinaría con el fin de que realizar un trabajo concreto y puntual no  resulte demasiado costoso.

Por qué triunfan

El comercio online supone una serie de ventajas respecto a la tienda física, entre las que podemos destacar las siguientes:

  1. En primer lugar permite ahorrar en gastos de instalación y mantenimiento del local, alquiler, personal, servicios, suministros, etc…
  2. Reduce los costos asociados al proceso de pedidos, ya que estos se harán de forma automática.
  3. Permite llegar a cualquier parte del mundo, haciendo aumentar a nivel exponencial las oportunidades de venta.
  4. Personaliza la oferta ya que permite conocer información relativa a los hábitos de compra de sus clientes.
  5. Ofrece un servicio al público permanente, las 24 horas del día, los 365 días del año, y además, la propia tienda online ya hace a la vez de catálogo en el que se muestran y describen los productos y servicios a vender.

Eso sí, han de ofrecer una buena descripción del producto o servicio, ya que la web sustituye al personal, y nadie podrá aclarar las posibles dudas del cliente o clienta, salvo la propia web.

Y no hay que olvidar que el plazo de entrega ha de cumplirse siempre. A día de hoy , empresas como Amazon, son capaces de entregar sus productos en 24 horas, hecho que, unido a la disponibilidad permanente de productos, ha convertido a la empresa en líder de ventas online en nuestro país.

Y es que las ventajas que ofrece una tienda online frente a la convencional son innumerables, ya sea la primera totalmente online, o si sirve como complemento a la física.