Cuando se necesita algo más que un traductor online

Cuando se necesita algo más que un traductor online

Existen muchas situaciones en la vida y los negocios en los que es indispensable un traductor jurado. En mi caso quería comprar una casa en Rumanía y necesitaba un traductor jurado que pudiera cerciorarse de que el contrato que iba a firmar para tomar propiedad de la casa era correcto. Buscando en Internet encontré traductorjurado.com, una web donde puedes encontrar el traductor jurado del idioma que quieras, en toda España.

Contacté con ellos y me comentaron que podían encontrar un traductor jurado oficial de rumano, los cuales los nombra el Ministerio de Asuntos Exteriores, lo que garantiza la calidad máxima y exactitud en la traducción de tus documentos. Esto quiere decir que todas las traducciones juradas en este idioma que hacen tienen validez legal ante las autoridades.

¿Qué es un traductor jurado?

Un intérprete jurado/traductor jurado es un profesional de la traducción que es habilitado por el Ministerio para traducir todos los que documentos que lo necesiten de un idioma extranjero a un idioma oficial de España y al revés. Para ser traductor debes contar con una titulación universitaria en Traducción e Interpretación o haber aprobado un examen que organiza el MAE cada año.

Su labor principal es traducir la documentación que necesite una traducción jurada además de interpretar en organismos públicos como pueden ser juzgados, notarías o comisarías, que certifican que la traducción es correcta y tiene por tanto validez a nivel legal. Todos los documentos que se traduzcan llevan una certificación con su sello y firma del traductor jurado, que certifica que se ha realizado convenientemente.

¿Qué debo hacer para solicitar sus servicios?

Vistas las garantías que se me ofrecían solicité sus servicios, es algo muy sencillo y era un trámite que debía de hacer así que no dudé. Debes pasar por tres pasos que te explico ahora.

  1. Les envías por correo electrónico una copia escaneada del documento que desees traducir a inforaductorjurado.org. Pensaba que había que mandar el original, pero me dijeron que para realizar una traducción jurada no se necesitan los documentos originales, siempre que el escaneado de la documentación que realicemos tenga la calidad suficiente como para que sea legible.
  2. Una vez que se acepta el presupuesto, el traductor jurado que has contratado empieza a traducir los documentos que le haya enviado.
  3. Te envían la traducción a la dirección jurado que les digas y en el plazo que las dos partes hayáis acordado. En mi caso llamé al 662 189 383, donde me explicaron lo que os he comentado anteriormente y me hicieron el presupuesto, también puedes hacerlo mediante el chat online que tienen (ventanilla de abajo a la derecha).

Los precios son a partir de 60€ y depende de los documentos que les mandes para que te puedan hacer un presupuesto ajustado al resultado final.

En mi caso personal he salido bastante satisfecho, ya que no estamos ante alguien que tenga conocimientos de rumano y punto. Un traductor jurado de rumano es un traductor profesional con habilitación que nombra el Ministerio de Asuntos Exteriores, el cual tiene atribuida de manera legal la autoridad para actuar oficialmente en las traducciones e interpretaciones juradas que se realicen.

Seguro que una vez he comprado esta casa, en un futuro tendré que recurrir a ellos ya me dejaron claro que pueden traducir entre otros este tipo de documentos:

  • Traducción jurada del rumano en contrato
  • Traducción jurada del rumano en la escritura de constitución
  • Traducción jurada del rumano de una sentencia y poderes notariales
  • Traducción jurada del rumano en certificados y expedientes académicos
  • Traducciones de informes médicos, títulos universitarios o de patentes.
  • Traducciones de documentación de vehículos, etc.

Espero que después de mi artículo te haya quedado un poco más claro como es buscar un traductor jurado para poder validar los documentos en otros idiomas. En ocasiones es un trámite por el que tenemos que pasar sí o sí. Ya que tenemos que pasar por ello, lo mejor es hacerlo mediante profesionales de validez contrastada y en este caso el Ministerio nos asegura la validez del trabajo realizado.

No tuve tampoco problemas en cuanto a los plazos de entrega, siendo cumplidores, cosa que agradecí ya que tenía que ser puntual a la hora de realizar el trámite con la constructora y la inmobiliaria de Bucarest con la que tenía que firmar.