Hoy mismo volviendo en bus a casa después del trabajo, levanté mi mirada del móvil, y vi a mi alrededor a por lo menos siete personas leyendo. Esto de primeras impacta, ya que no es normal que coincidan tantas personas leyendo en un bus, a no ser que fueran un club de lectura que se desplaza hasta tu parada para comentar el libro del mes. Quitándonos de bromas, no es normal ver a la gente leyendo, ya que el móvil absorbe casi todo nuestro tiempo muerto. Pero si te fijas, verás que casi toda la gente que lee en el transporte público lo hace en formato electrónico. Esto no es una novedad, ya que hoy en día puedes encontrar e-books a buen precio.
Comparte en Twitter

Compartir